Tipos de enseñanza, ¿cuál es la mejor para tu hijo?

Quizás el maestro de su niño se da cuenta de lo mucho que lucha en una determinada materia, o quizás quiera prepararlo para la escuela secundaria o para exámenes de acceso a la universidad. Cualquiera que sea la razón, los padres a menudo recurren a los servicios de tutoría y a las clases particulares a domicilio en Madrid para dar a sus hijos la ayuda que necesitan fuera del aula. Desde el hogar con las clases online, diversos tipos de tutorías están disponibles, si su hijo necesita un empujón extra en Inglés o quiere salir adelante en la geometría. Dependiendo del servicio, un tutor puede ser costoso o totalmente gratis.

Antes de buscar a alguien para ayudar a su hijo, cuáles son las fortalezas y desafíos de su hijo. Tal vez su entorno familiar supone una distracción debido al jaleo de varios hermanos – o simplemente demasiada familia – y puede concentrarse mejor en la biblioteca. Investigue sus opciones antes de comprometerse con unas clases de tutoría. Las principales opciones a considerar son la frecuencia, la duración y el tipo de sesión. En general, los programas de tutoría trabajan con su hijo por un semestre, con sesiones de una hora dos o tres veces a la semana. Cada estudiante, sin embargo, funciona de manera diferente, así que probando conoceremos las necesidades de cada niño.

Para determinar mejor cual se adapta a nuestras necesidades, debemos conocer las diferentes opciones:

Las sesiones particulares en el hogar: trabajar de forma individual con un tutor puede ser apropiado para un estudiante tímido, más callado, o el que se distrae fácilmente con otros niños. Para estimular al niño es buena opción encontrar a un tutor con gustos comunes y aficiones similares.

Las llamadas “drop-in” tutorías: en algunas bibliotecas son servicios gratuitos. Pregunte en su biblioteca de barrio o la escuela de los niños para aprender acerca de las opciones para después de la escuela. Las bibliotecas suelen tener tutores disponibles durante horas sin cita previa de lunes a viernes por las tardes. Esta opción funciona para estudiantes que necesitan un lugar tranquilo para concentrarse.

En general, estas sesiones están orientadas para estudiantes que necesitan ayuda de vez en cuando con la tarea o un ensayo en particular, y que no requieren la asistencia de tutoría a largo plazo.

Las clases pagadas a organizaciones determinadas: Estas organizaciones realizan un test de evaluación inicial para determinar el nivel de habilidad y estilo de aprendizaje de su hijo así como tutoría en grupos pequeños (de hasta cinco alumnos). Esta es una opción apropiada para un estudiante que pueda beneficiarse de una red de apoyo que aumenta la confianza y mejora la comunicación y las habilidades sociales, así como un padre que busca un programa más estructurado o evaluaciones de progreso detallados.

Las sesiones de intensivos: suponen un esfuerzo extra en materias o temas que se antojan más complicados para el alumno. En lugar de la escuela, la mayoría de los participantes se inscriben en un programa diario de cuatro sesiones de una hora durante varios meses, según las necesidades de cada alumno.

Las tutorías en línea: Si su hijo tiene dificultades para trabajar uno-a-uno con un tutor en su casa o en otro lugar – o prefiere trabajar de forma independiente – existen chats en línea que pueden ser eficaces, especialmente si la persona se siente cómoda comunicándose a través del ordenador. También, existen las tutorías 24h en las que el tutor puede ayudar a su hijo si le surge un problema ocasional a las 22:00 de la noche.