Obtén los mejores resultados en la educación de tus hijos

Unos buenos resultados escolares constituyen una base sólida sobre la que puede labrarse el futuro académico y profesional de sus hijos. Es primordial construir una base académica estable para forjar un futuro mejor para cada persona. Desde el principio de la escolarización es básico ir descubriendo las capacidades y aptitudes de cada niño e ir encaminándolo lo mejor posible. En muchos casos la clases escolares no constituyen el aporte total que deberían de suponer con lo cual es imprescindible recurrir a las clases de apoyo para complementar su instrucción académica. No hay que infravalorar los conocimientos adquiridos durante la enseñanza ya que contribuyen a la formación personal de cada individuo, y posteriormente le ayudaran en su vida tanto personal como laboral.

Es necesario destruir el tópico que se construye alrededor de las connotaciones de una buena nota. Las notas no son capaces de englobar al 100% las cualidades y los conocimientos que el alumno ha ido adquiriendo durante el tiempo de las clases. Idealmente debería ser así, las notas deberían representar la comprensión, dominio y capacidad de usar los conocimientos y destrezas que el alumno ha alcanzado en tal o cual materia. La práctica sabemos que las calificaciones que ponen los profesores con costumbre intervienen y representan diversos factores, no solo de comportamiento y conocimiento académico. Los exámenes y las pruebas evaluativas no siempre corresponden con lo más exacto o correcto de evaluación.

La educación perfecta debería estar basada en datos relevantes que sean y serán útiles en la vida del estudiante. Si bien es cierto que actualmente disponemos de una cantidad inmensa de información, tanta que es abrumadora. Es responsabilidad de los encargados de cada nivel educativo seleccionar, desestimar y cribar toda la información, utilizando la que bajo su juicio sea la más apropiada para el estudiante de su curso. Es necesario implantar un sistema de aprendizaje de forma que el alumno comprenda y pueda pensar con los datos enseñados, pudiendo usarlos de forma auto-determinada para modificarlos y para construir su propio conocimiento y destrezas. Es objeto de educador enseñar a pensar por si mismo al estudiante, enseñar a que él mismo sepa buscar sus fuentes de conocimiento y desarrolle un sentido crítico y analítico ante la monstruosidad de la información a la que podemos acceder hoy en día.

En este clima de educación oficial y pública, hay una gran cantidad de estudiantes que avanzan a duras penas a través de sus años escolares y aunque hayan obtenido las titulaciones correspondientes podemos afirmar sin lugar a dudas que la mayoría de los estudiantes podrían obtener un mayor rendimiento de sus estudios. El concepto de fracaso escolar se ha hecho cada vez un fenómeno más relevante, donde los profesores particulares dotan a cada alumno de un conocimiento individualizado. Esta alternativa aunque es un gasto mayor en las familias, supone una opción acertada en la mayoría de los casos. La atención personalizada permite a cada alumno sacar su máximo rendimiento y conseguir estar más estimulado, lo que fomentará un incremento notable del interés hacia el conocimiento y el aprendizaje personal y escolar.

Cada persona es diferente y necesita un refuerzo o una constancia a su medida por lo que son ampliamente demandados los profesores particulares de todas las materias y de todos los niveles. La educación que es impartida por los profesores particulares suele ser diferente a la reglada, en la forma de enseñar y de poner el conocimiento en las manos de sus alumnos. Siendo una educación mucho más flexible y versátil basada en conocer a quien se enseña.