Nuevas tecnologías, la clave para las clases particulares

Las clases particulares siempre han sido un medio útil para la mejora en los estudios de los más jóvenes. El problema es que ahora, con el avance de las tecnologías, los métodos convencionales han quedado obsoletos. Los estudiantes pierden antes la concentración y el interés por lo que están escuchando y eso supone un nuevo y costoso reto para los docentes quienes se encuentran en la obligación de innovar para poder captar su atención y que los conceptos que se intentan explicar queden claros y aprendidos.  

padres

Lo que los profesores deben tener claro a la hora de dar sus explicaciones es que antes deben marcar unas normas y unos límites que no pueden ser sobrepasados, y que de ese modo, aunque se acepten las sugerencias de los jóvenes para dar las clases de un modo diferente, los papeles de profesor y alumnos estén bien diferenciados.

Las nuevas tecnologías son la herramienta clave para el refuerzo de aquellos que necesitan una mayor dedicación para superar ciertas materias. Los docentes pueden usarlas para crear debates por las redes sociales y que de este modo se vean animados a participar, ya sea porque no les supone un esfuerzo participar o porque de verdad les parezca interesante el modo de plantear el ejercicio. Se pueden crear imágenes, vídeos y sonidos para explicar algo y que al ser audiovisual cale más y quede más explícito en sus memorias que si solo estuviesen escuchando un discurso técnico.

Si se consigue detectar las dificultades del alumnos las posibilidades de ayudarle con las herramientas digitales será mayor. Se podrán elaborar juegos, ejercicios y test que profundicen en un contenido específico. Para poder llevar a cabo este nuevo método los profesores, además de ser unos docentes capacitados, deben ser también unos entendidos sobre las nuevas tecnologías para poder ayudar a sus alumnos a que las manejen de un modo correcto y responsable.